Ley de Teletrabajo: 28% de empresas que lo quiere mantener no está preparada para cumplir la norma
Miércoles, 01 julio, 2020

Pese a que se incrementó el porcentaje de firmas y colaboradores que pudieron optar por el trabajo remoto en la actual pandemia respecto al estallido social, 42% de los trabajadores no le gustaría mantener esta modalidad terminada la emergencia.

Luego que muchas empresas tuvieron que acudir al teletrabajo para seguir operando durante la pandemia y tras la promulgación de la Ley de Teletrabajo, este miércoles 1 de julio se cumple el plazo para que las compañías la implementen, en el caso de que los trabajadores puedan y quieran realizar el trabajo a distancia.

En este contexto, una encuesta realizada por la consultora everis Chile en junio registró que un 28% de las empresas interesadas en mantener el teletrabajo no conoce o se encuentra poco y nada preparada (2%) para cumplir con las normas de la ley de teletrabajo, especialmente los rubros de transporte y seguros, como también las empresas de menos de 500 empleados.

Asimismo, un 40% de las compañías que quieren mantener el trabajo remoto reconoce estar algo preparadas y solamente un 32% afirma estar muy preparadas.

Miguel Teixeira, CEO de everis Chile, advierte que “hay industrias que se reconocen a sí mismas como aquellas que más esfuerzos tendrán que hacer para lograr su transformación digital, como los rubros de transporte, seguros e industria. Asimismo podemos concluir dado que el futuro se ve con una operación híbrida (algunas en remoto y otros presencial) es probable que muchas de ellas destinen sus antiguos presupuestos de mantención de espacios físicos de trabajo para generar lo que en everis llamamos Liquid Digital Workplace, es decir invertir en aplicaciones y herramientas de colaborador que sean simple y faciliten el desempeño de los trabajadores según la naturaleza de su cargo, pues un 51% de los directivos encuestados mencionó que estudian la posibilidad de desocupar sus oficinas”, añade.

COLABORADORES

everis Chile encuestó también a los colaboradores de las compañías para analizar su experiencia del teletrabajo durante este período de pandemia. Así es como 44% de los trabajadores afirmó que tiene una carga laboral mayor que en oficina, pues la jornada laboral se extiende. Sensación que se incrementa para las personas que están viviendo la pandemia con menores de 18 años en casa.

Además, si bien un 58% de los directivos reconoce que han implementado iniciativas de acompañamiento emocional para sus colaboradores durante el teletrabajo, solo un 23% de los trabajadores las reconoce como tales. En tanto, un 42% de los colaboradores encuestados no les gustaría mantener el Teletrabajo una vez terminada la emergencia de la pandemia.

“Esta diferencia puede estar apalancada en la dificultad que pueden haber tenido algunas organizaciones para mantener la fluidez en sus comunicaciones y por ello el colaborador no la percibe como tal. Sin embargo, la mayoría de los trabajadores las considera como instancias necesarias para mejorar los estados anímicos y para demostrar que sus empleadores se preocupan por su calidad de vida”, indica el informe.

Las dificultades que enfrentan los trabajadores con el teletrabajo en el contexto de la pandemia radican en la pérdida de vínculos laborales y el mayor desgaste por el trabajo que también deben realizar en el hogar, especialmente en las mujeres y quienes han vivido la emergencia con niños en sus hogares.

Para los demás colaboradores, lo ideal sería mantener un sistema más flexible, que permita trabajar tanto en casa como en la oficina, idea compartida por el 64% de los directivos que ven una mejoría en la calidad de vida de los trabajadores y, por otro lado, una reducción de los costos.

“El 60% de los colaboradores reconoce que el teletrabajo les permite tener más tiempo para el desarrollo personal y familiar, y también representa un ahorro económico en movilización”, afirma Teixeira.

“Para un buen desarrollo del teletrabajo, es necesario buscar una asesoría que permita trabajar en el necesario cambio cultural, que logre que los colaboradores no se sobrecarguen creando mejores condiciones para que la productividad se mantenga. Asimismo tenemos que recordar que la ley de teletrabajo exige una desconexión mínima de 12 horas”, afirma el CEO de everis Chile.

“En nuestro caso, hemos preparado profesionales en distintos comités que llamamos Road2Next Normal, que tienen como objetivo definir las directrices para el retorno tras las cuarentenas. Entendemos que la normalidad será mixta entre teletrabajo y presencial”, añade Teixeira.