i-deals, del grupo everis, liderará un proyecto europeo para generar combustible ecológico a partir de emisiones industriales
Martes, 7 marzo, 2017 - 01:00

i-deals, la consultora de innovación de la multinacional everis, coordinará el proyecto FReSMe, cuyo objetivo es generar combustible ecológico a partir de las emisiones de CO2 producidas por la industria siderúrgica. El resultado de la iniciativa, financiada por la Unión Europea con un presupuesto de 11 millones de euros, servirá para producir un combustible alternativo, el metanol, que podrá utilizarse en el transporte marítimo o mezclado con combustibles convencionales como la gasolina. El proyecto incluye la demostración del uso de este combustible en un ferry comercial de Suecia.

El proyecto está enmarcado dentro del programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea, que impulsa la innovación en los países de la Unión Europea a través de proyectos que cubren desde la investigación básica hasta los desarrollos más cercanos al mercado.

Fuentes de energía limpias a partir de CO2 gracias a FReSMe

El objetivo de FReSMe pasa por transformar el CO2 que contienen las emisiones de la industria del acero en un combustible verde y renovable como el metanol; fortaleciendo, de esta forma, la competitividad de los productores europeos y reduciendo la  dependencia de la UE de los combustibles fósiles.

Para llevar a cabo el proceso de transformación, FReSMe aprovechará las tecnologías ya desarrolladas en dos proyectos europeos previos, STEPWISE y MefCO2. El primero centrado en el desarrollo de nuevas tecnologías para la captura de CO2 y el segundo en la síntesis de metanol a partir de fuentes de energía renovable.

i-deals liderará el consorcio europeo que llevará a cabo la implementación de esta tecnología y que estará integrado por empresas, centros de investigación y universidades procedentes de Islandia, Suecia, Países Bajos, Eslovenia e Italia. En concreto, junto con i-deals de everis, los participantes en el proyecto son Energy research Centre of the Netherlands-ECN, Swerea Mefos, Carbon Recycling International,  National Institute of Chemistry Slovenia, SSAB EMEA, Stena Rederi, Kisuma Chemicals, Tata Steel, Array Industries y el Politécnico de Milán. El periodo previsto para la ejecución del proyecto es de cuatro años.