everis reivindica su apuesta por las Smart cities en Latinoamérica
Jueves, 20 febrero, 2020

Smartcities o ciudades inteligentes que quieren ser una realidad, también en Latinoamérica. Por ello, y coincidiendo con el acto de presentación del XIII Informe de inversión española en Iberoamérica, un informe anual que recoge los datos de la situación de las empresas españolas en América Latina, everis, ha querido reivindicar su apuesta por las Smart cities en el continente americano.

Durante la jornada, que se desarrolló en Casa América y en la que estuvieron presentes actores relevantes de diferentes sectores alrededor del informe presentado por IE Business School, Rubén Cánovas, Responsable de Smartcities en everis, ha querido resaltar en su intervención en la mesa redonda centrada en Smartcities: oportunidades de inversión en Iberoamérica el proyecto que la compañía está desarrollando de la mano del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), mediante la creación de una plataforma que aborda necesidades reales en América Latina detectadas tras varios pilotos en las diferentes ciudades.

“Creemos que Latinoamérica es un actor muy interesante para la inversión en temas digitales. Los primeros proyectos que lanzamos iban muy ligados a cómo introducir la tecnología en todos los programas y a cómo transformar las ciudades”, explicó Cánovas durante su intervención.

 “Los nuevos modelos han permitido democratizar el acceso a ciudades inteligentes en Latam”, indicó Cánovas. 

Así, una vez estudiadas en profundidad las diferentes formas de abordar la transformación necesaria hacia un modelo eficiente de ciudades inteligentes, everis ha desarrollado esta plataforma que ayudará en la transición a ciudades de diversa tipología reduciendo la brecha digital que existe en el acceso a este tipo de soluciones en la región.

En este sentido, este nuevo producto llamado Smart City in a Box (SCiaB) cuya primera versión ya se está implementando desde principio de año, permite a estas urbes realizar esta transición de manera ordenada, es decir, que habilita a las ciudades a tener acceso a la información y los datos siguiendo estándares e incluso habilitándolas al acceso de servicios analíticos avanzados.

De esta forma, tras implantar modelos innovadores basados en los datos, la evolución hacia ciudades inteligentes se hará más fácil en un continente en el que el constante crecimiento urbano pone de relieve la necesidad de avanzar hacia una gestión urbana más eficiente, sostenible y que evolucione de forma ordenada y sostenida.