Elimina la inactividad del servicio
  • No hace falta realizar formación en equipos en funcionamiento
  • Desciende el impacto de los errores en las operaciones durante la formación